¿Por qué elegir cuero de vaca?

¿Por qué elegir cuero de vaca?

Las siete razones que te harán enamorarte de este material

Prácticamente cada mes salen al mercado nuevos tipos de tejidos. Algunos son combinaciones de los que conocemos de toda la vida como el algodón, el poliéster, la lana, o el nylon, pero cada cierto tiempo las empresas textiles nos sorprenden con algo nuevo. Sin embargo, hay un material que está por encima de todos estos en muchos aspectos: el cuero.

A lo largo de la historia muchas culturas han utilizado el cuero para vestir o para proteger sus bienes más preciados, y a día de hoy se ha convertido casi en un símbolo. Todos tenemos una imagen muy clara de alguien vistiendo pantalones, botas o chaqueta de cuero. Vamos a analizar por qué tras tantos años el cuero sigue presente en nuestras vidas:

1 – Resistencia

Pocos tejidos son más resistentes que el cuero de vaca. No se trata sólo de que aguante bien los roces, sino que mientras que es muy fácil rasgar una prenda de algodón es prácticamente imposible hacer lo mismo con el cuero. Lo soporta bien todo, incluso los tirones, el frío, el calor, o hasta los hongos. De hecho, no sólo es bastante resistente a la abrasión, sino que si el fabricante lo trata de la manera adecuada lo será también al agua e incluso al fuego.

2 – Longevidad

Este material soporta muy bien el paso de los años. Si la piel es de buena calidad, una prenda te durará mucho, mucho, mucho tiempo. Mientras que el desgaste hace que otros materiales pierdan firmeza y consistencia a lo largo de los años, el cuero bien cuidado puede durarte toda una vida. Esto no sólo es importante a la hora de escoger nuestra ropa, sino que es lo que todos queremos para mochilas u otros complementos.

3 – Flexibilidad

Como no sólo se usa para hacer ropa, sino también para mochilas o llaveros de piel, es importante que este sea flexible. El cuero de vaca sabe tener esa flexibilidad sin ser elástico ni darse de sí, adaptándose perfectamente al uso que se le esté dando.

llavero caballo piel

4 – Sostenibilidad

En el mundo en el que vivimos, cada vez más concienciados de problemas como el cambio climático, es importante apostar por materiales que sean cuanto más naturales mejor, y nunca derivados del plástico. Nosotros hemos heredado el cuero de un tiempo en el que ni siquiera existían fábricas que produjesen en cadena. ¿Qué puede haber más natural? Eso sí, debemos tener cuidado con las imitaciones de piel que se obtienen a partir del petróleo, como la cuerina. Mientras que esta tarda miles de años en degradarse, el cuero de vaca o de cualquier otro animal es biodegradable.

5 – Aspecto

El cuero no sólo es útil, resistente y ecológico, sino que podemos escogerlo a la hora de vestir o de elegir complementos por otro motivo: es bonito. Y, además, a la hora de vestir transmite una sensación de seguridad, de fuerza y de confianza que los otros materiales no igualan. Y no sólo eso, sino que las prendas de cuero combinan con todo.

6 – Temperatura

Una propiedad del cuero de la que aún no hemos hablado es que sabe abrigar en ambientes fríos y ser fresco cuando hace calor, algo de lo que muy pocos tejidos son capaces.

7 – Limpieza

Quizá si pensamos en si es fácil limpiar el cuero nuestra primera respuesta sea que no, pero no podríamos estar más equivocados. Para cuidar las prendas debemos hacerlo con productos concretos en lugar de meterlas directamente a la lavadora, pero aun así son muy fáciles de limpiar y el resultado siempre es muy bueno si sabemos cómo hacerlo. Y no sólo eso, sino que si no piensas en ropa y te centras por un momento en otros artículos, como tapicerías de sofás, te darás cuenta de lo agradable que es poder limpiar simplemente con un paño húmedo, y no tener que vivir con una mancha de grasa eternamente en tu salón.

Estos son algunos de los puntos más importantes a favor del cuero de vaca frente a otros materiales. Si tras leernos no eres ya un enamorado déjame que te diga que lo único que necesitas es tener una pieza de cuero en tus manos y oler su aroma para terminar de caer. Quieras o no, te unirás a nosotros como un fanático más. Pronto lo querrás en tu casa, sobre ti y en tu bolsillo, ya sea en forma de hucha o de llavero de cuero.

Todos los beneficios de usar una cartera de cuero

Todos los beneficios de usar una cartera de cuero

Hay quien piensa que una cartera no es más que un organizador de bolsillo, pero lo cierto es que hoy en día una billetera es un objeto totalmente personal. Va contigo allá donde vayas y en su interior no sólo guardas dinero, sino también las cosas más importantes: tarjetas, identificaciones, fotos de tus seres queridos e incluso algún recuerdo.

Y además es un accesorio más que ayuda a definir tu estilo, a expresar quién eres y qué te gusta.

cartera mapache

¿Por qué escoger una cartera de cuero?

El cuero es un material natural que la humanidad lleva usando desde siempre. Da igual la época o la cultura, en todas ellas está presente el cuero de un modo prominente. Vamos a ver por qué.

Es atemporal.

Si te gusta ir a la última seguro que ya sabes que el cuero es un material que nunca pasa de moda y que marca tendencias cada año entre los fabricantes de complementos.

Si te haces con una cartera de cuero podrás disfrutarla durante muchísimo tiempo sin miedo a parecer anticuado, es un estilo que seguirá vigente a lo largo de los años.

Es orgánico.

Estamos hablando de un material natural y orgánico, además de biodegradable. En ocasiones está tratado químicamente, pero incluso en esos casos la cantidad de químicos que se utilizan está muy lejos de los necesarios para fabricar cuero sintético.

Así que si usas una cartera de cuero no sólo estarás yendo a la moda, siendo elegante o dando un toque vintage a tu estilo, además estarás usando un producto ecológico y biodegradable.

No produce alergias.

Las imitaciones artificiales están cargadas de productos químicos que pueden generar muchas alergias en quienes los usan, sarpullidos, picores… Sin embargo, los artículos producidos con cuero auténtico son inofensivos para la piel humana, por su suavidad y flexibilidad.

Combina con todo

Da igual si tu estilo es más clásico o si te tira más lo urbano. Sea como sea, una cartera de cuero siempre queda bien con tu vestuario. Vayas en traje o en chándal, los complementos de cuero siempre encajan.No lo decimos nosotros, lo dicen los expertos en moda.

Es flexible.

Una de las características más distintivas del cuero es su flexibilidad, a pesar del aguante que tiene. Y justamente esta elasticidad es lo que permite darle distintas formas sin perder ni una pizca de su resistencia. Es un material versátil que se adapta a tus necesidades.

Su aroma.

Nadie sabe describir bien el olor del cuero, pero todo el mundo sabe distinguirlo y a casi todo el mundo le gusta. Suena vacío, pero es totalmente cierto: el cuero auténtico huele bien.

En ocasiones se le añaden aromas artificiales al cuero sintético, pero este olor se va perdiendo con el paso del tiempo y terminan oliendo a plástico. Si no quieres encontrarte en esa situación, fíjate bien cuando compres. El cuero auténtico mantiene ese olor tan característico a través de los años.

Es súper duradero.

La piel genuina es un material muy resistente y elástico, por lo que los productos elaborados con ella son muy duraderos, especialmente si están realizados con cuero de alta calidad. El cuero auténtico no se agrieta ni se escama, así que una cartera de cuero aguantará mucho tiempo con el mismo buen aspecto que el primer día.

Pero lo mejor es que mantiene su calidad con el paso del tiempo. Resiste bien el calor, incluso puede llegar a resistir el fuego, y no se estropea con el agua, se podría decir que es parcialmente impermeable.

Al ser el cuero tan duradero ha llegado a adquirir un estatus de material de lujo. Es curioso este detalle puesto que al mismo tiempo es un material muy asequible y que se ha usado desde siempre para el día a día.

En nuestra tienda estamos especializados en los productos artesanales, todos realizados con materiales naturales y con cuero genuino de la mayor calidad. Tenemos lo que necesitas, ya estés buscando carteras de hombre o carteras de mujer.

En resumen, una billetera de cuero protege tus objetos importantes, te acompañará durante muchos años, es un producto sostenible y con ella siempre irás a la moda. Nosotros lo tenemos claro, y si no echa un vistazo a nuestras carteras personalizadas. Todo son ventajas.

Aprende a distinguir desde hoy lo natural de lo sintético

Aprende a distinguir desde hoy lo natural de lo sintético

Seguro que alguna vez en tu vida te has preguntado cuáles son las diferencias entre la piel y la polipiel al encontrarte ante una compra importante. Mucha gente se posiciona, pero no todos saben cuáles son las diferencias entre ambas. Así que en este artículo vamos a resolver todas las dudas que puede haber al respecto.

Para empezar, la principal diferencia es que la piel es un producto natural que el ser humano ha usado en todas las épocas y culturas.  En cambio, la polipiel es una imitación fabricada de modo artificial a partir del plástico. Hoy en día hay artículos hechos con polipiel muy lograda. Se le agregan tintes de calidad, olores sintéticos y se trata de imitar su flexibilidad y su textura por medio de grabados.

A pesar de que con el tiempo se ha mejorado mucho en la creación de estas imitaciones, la polipiel no ha logrado alcanzar la calidad de la piel genuina.

Las principales diferencias entre ambas se pueden dividir en:

Olor

El olor a cuero es la característica más notable de la piel y durante mucho tiempo se ha considerado el signo distintivo entre la piel natural y la polipiel sintética. Se trata de un aroma difícil de describir, pero muy fácil de reconocer.

Por otro lado, la polipiel huele por sí misma a plástico, ya que es el material con que ha sido fabricada.

Hasta hace poco sólo con el olfato cualquiera era capaz de diferenciar entre la piel y la polipiel sin ninguna dificultad. Sin embargo, últimamente los fabricantes han empezado a incorporar un falso aroma a cuero en el proceso de fabricación de la polipiel, lo que dificulta la distinción solo examinando su olor. Es necesario contar con alguien muy experto para poder distinguir el olor auténtico del falso.

No obstante, con el paso del tiempo el olor de las fragancias artificiales se va perdiendo, mientras que el aroma característico de la piel permanece.

Aspecto

A simple vista la apariencia de ambas es distinta. La piel tiene poros, al ser natural tiene irregularidades, su color no es del todo uniforme y se ve heterogénea si se observa con atención. Hay que tener cuidado y mirar muy bien, porque cuanta más calidad tiene la piel, menos irregularidades muestra, lo que puede llevarnos a confusión.

En cambio, la polipiel es completamente homogénea y su color es uniforme en toda su superficie. Sin embargo, la polipiel pierde el color con el uso y el desgaste mientras que la piel mantiene el color durante muchísimos años.

Otra forma de distinguirlas es darle la vuelta y mirar por el otro lado. La piel auténtica tendrá restos de pelusas, como si fuese una gamuza, en el dorso, pero seguirá teniendo la misma apariencia de piel por los dos lados. El reverso de la polipiel no parece piel, sino una simple tela artificial.

bolsa cerrada-min

Textura

Otra de las características más importantes de la piel es su flexibilidad. Al tacto la piel es suave y lisa, muy elástica, mientras que la polipiel resulta más rígida.

Un pequeño truco para diferenciarlas consiste en pasar una uña por la superficie, en un tramo pequeño y donde no se note mucho. Si es polipiel veremos que la línea vuelve a su estado y se borra, porque no tiene la misma elasticidad.

También se puede notar la diferencia simplemente poniendo la mano encima y comprobando la temperatura. A pesar de lo que podría parecer a primera vista, la piel resulta cálida, tiene un tacto muy agradable. La polipiel en cambio es fría, como resultado de estar hecha con plástico.

Desgaste

Algo importante que hay que tener en cuenta a la hora de diferenciar la piel auténtica de la polipiel es cómo se enfrentan al paso del tiempo. La piel genuina es un material muy duradero a pesar de ser de origen natural. Además, es muy resistente y se mantiene en buen estado muchísimo tiempo, motivo por el que mucha gente la prefiere. En cambio, la polipiel tiene menos aguante y resulta más sencilla de rasgar. Se desgasta más rápido, se cuartea y escama con el paso del tiempo.

Y ahora que ya conoces las diferencias entre ambas… ¿con cuál te quedas? Nosotros lo tenemos claro: preferimos la calidad de la piel auténtica. Además, gracias a su flexibilidad y durabilidad es sencillo realizar muchos complementos con ellas. Visita nuestra sección de llaveros personalizados y podrás ver cómo le hemos dado forma.