Seguro que alguna vez en tu vida te has preguntado cuáles son las diferencias entre la piel y la polipiel al encontrarte ante una compra importante. Mucha gente se posiciona, pero no todos saben cuáles son las diferencias entre ambas. Así que en este artículo vamos a resolver todas las dudas que puede haber al respecto.

Para empezar, la principal diferencia es que la piel es un producto natural que el ser humano ha usado en todas las épocas y culturas.  En cambio, la polipiel es una imitación fabricada de modo artificial a partir del plástico. Hoy en día hay artículos hechos con polipiel muy lograda. Se le agregan tintes de calidad, olores sintéticos y se trata de imitar su flexibilidad y su textura por medio de grabados.

A pesar de que con el tiempo se ha mejorado mucho en la creación de estas imitaciones, la polipiel no ha logrado alcanzar la calidad de la piel genuina.

Las principales diferencias entre ambas se pueden dividir en:

Olor

El olor a cuero es la característica más notable de la piel y durante mucho tiempo se ha considerado el signo distintivo entre la piel natural y la polipiel sintética. Se trata de un aroma difícil de describir, pero muy fácil de reconocer.

Por otro lado, la polipiel huele por sí misma a plástico, ya que es el material con que ha sido fabricada.

Hasta hace poco sólo con el olfato cualquiera era capaz de diferenciar entre la piel y la polipiel sin ninguna dificultad. Sin embargo, últimamente los fabricantes han empezado a incorporar un falso aroma a cuero en el proceso de fabricación de la polipiel, lo que dificulta la distinción solo examinando su olor. Es necesario contar con alguien muy experto para poder distinguir el olor auténtico del falso.

No obstante, con el paso del tiempo el olor de las fragancias artificiales se va perdiendo, mientras que el aroma característico de la piel permanece.

Aspecto

A simple vista la apariencia de ambas es distinta. La piel tiene poros, al ser natural tiene irregularidades, su color no es del todo uniforme y se ve heterogénea si se observa con atención. Hay que tener cuidado y mirar muy bien, porque cuanta más calidad tiene la piel, menos irregularidades muestra, lo que puede llevarnos a confusión.

En cambio, la polipiel es completamente homogénea y su color es uniforme en toda su superficie. Sin embargo, la polipiel pierde el color con el uso y el desgaste mientras que la piel mantiene el color durante muchísimos años.

Otra forma de distinguirlas es darle la vuelta y mirar por el otro lado. La piel auténtica tendrá restos de pelusas, como si fuese una gamuza, en el dorso, pero seguirá teniendo la misma apariencia de piel por los dos lados. El reverso de la polipiel no parece piel, sino una simple tela artificial.

bolsa cerrada-min

Textura

Otra de las características más importantes de la piel es su flexibilidad. Al tacto la piel es suave y lisa, muy elástica, mientras que la polipiel resulta más rígida.

Un pequeño truco para diferenciarlas consiste en pasar una uña por la superficie, en un tramo pequeño y donde no se note mucho. Si es polipiel veremos que la línea vuelve a su estado y se borra, porque no tiene la misma elasticidad.

También se puede notar la diferencia simplemente poniendo la mano encima y comprobando la temperatura. A pesar de lo que podría parecer a primera vista, la piel resulta cálida, tiene un tacto muy agradable. La polipiel en cambio es fría, como resultado de estar hecha con plástico.

Desgaste

Algo importante que hay que tener en cuenta a la hora de diferenciar la piel auténtica de la polipiel es cómo se enfrentan al paso del tiempo. La piel genuina es un material muy duradero a pesar de ser de origen natural. Además, es muy resistente y se mantiene en buen estado muchísimo tiempo, motivo por el que mucha gente la prefiere. En cambio, la polipiel tiene menos aguante y resulta más sencilla de rasgar. Se desgasta más rápido, se cuartea y escama con el paso del tiempo.

Y ahora que ya conoces las diferencias entre ambas… ¿con cuál te quedas? Nosotros lo tenemos claro: preferimos la calidad de la piel auténtica. Además, gracias a su flexibilidad y durabilidad es sencillo realizar muchos complementos con ellas. Visita nuestra sección de llaveros personalizados y podrás ver cómo le hemos dado forma.

0/5 (0 Reviews)